Recetas de cócteles, licores y bares locales

Celebrando la santidad de una cerveza bien elaborada

Celebrando la santidad de una cerveza bien elaborada



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Es posible que el castillo de Burp no sea el mejor lugar para una noche ruidosa de fin de semana en la ciudad. Con murales de escenas medievales en las paredes, cánticos gregorianos en el estéreo y camareros ocasionalmente ataviados con ropa benedictina completa, es el destino perfecto si estás buscando patearlo como si fuera 1154. La infame política tranquila del bar consolida aún más la Ambiente de la Edad Oscura: los bebedores deben tener cuidado de no hablar por encima de un silencio suave para evitar los callados entusiastas y los cánticos punitivos de los camareros.

¿Por qué visitar un bar que literalmente presiona el botón de silencio en cualquier expresión de juerga excesivamente enérgica? Los quisquillosos pueden valorarlo como un oasis tranquilo en un vecindario mejor conocido por las hordas de estudiantes de la NYU ruidosos y que tropiezan en una confusión aparentemente perpetua. Realmente, sin embargo, este es un bar que cree en la santidad de una cerveza bien elaborada, y su política descarada y tranquila no es puramente kitsch. Burp Castle es un monasterio no para el adorador divino sino para el adorador de la espuma, y ​​establecer un aura solemne de reverencia es apropiado.

El amante de la cerveza que busca presentar sus respetos se encuentra con un menú de cervezas principalmente belgas, muchas de las cuales fueron producidas en los propios monasterios. Si bien lo que está en el draft rota constantemente, la selección generalmente cubre una gama de estilos belgas, desde lambics funky y afrutados (Timmermans Strawberry Lambic y St. Louis Framboise se presentan regularmente), hasta conocidos standbys belgas (Delirium Tremens, Maredsous Tripel), a estilos cuasi belgas más raros favorecidos por los fanáticos de la cerveza (el culto cervecero danés Mikkeller aparece constantemente, incluido su vertiginoso Monks Brew cuádruple).

Eso no quiere decir que el menú se compone exclusivamente de zingers belgas de levadura y alto contenido alcohólico. Burp Castle le da un sólido guiño a la cerveza artesanal estadounidense, con cervecerías como v, Southern Tier, Ommegang y Cigar City que se sirven regularmente de barril. Hay más diversidad en la lista de botellas, que se expande continentalmente con opciones alemanas, británicas, checas e incluso ucranianas. Burp Castle incluso ayuda a respaldar la escena de la microcervecería local de Nueva York (y nos referimos a la micro) al organizar reuniones mensuales del Gremio de cerveceros caseros de Nueva York, donde los cerveceros y bebedores pueden probar los últimos proyectos de los cerveceros caseros de Nueva York.

Las reuniones del Gremio de cerveceros caseros pueden ser la única vez al mes en que este pequeño bar permite que el nivel de ruido suba a niveles estridentes, pero ya sea que vayas a encontrarte con cerveceros de la zona o para beber (en silencio) ese dubbel importado, Burp Castle es un destino para los idólatras de la cerveza.


Ver el vídeo: Tema; Saca El Anatema - Iglesia Evangélica Sendad de Santidad El Salvador (Agosto 2022).