Recetas de cócteles, licores y bares locales

El bar de Nueva York sirve bebidas débiles para mujeres, va mal

El bar de Nueva York sirve bebidas débiles para mujeres, va mal


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Un restaurante en Brooklyn ofrece bebidas más suaves para mujeres. ¿Adivina cuánto lo odian todos?

¡Mira a todas estas mujeres que han decidido beber en otra parte!

En Brooklyn, un restaurante de Clinton Hill llamado Los Pollitos III ha introducido un menú de bebidas "para él y para ella", donde las bebidas para hombres contienen un mayor contenido de alcohol y las opciones "para mujeres" contienen menos.

Según el gerente del restaurante Marcos Merino, quien diseñó el nuevo menú, la decisión de diluir las bebidas de las mujeres tenía el propósito de "hacer reír a la gente" y se suponía que los clientes debían "divertirse".

El cantinero Leo Vasquez aclaró a DNA Info: "Cualquiera puede pedir cualquier cosa, pero muchas veces a las mujeres no les gusta tener cosas fuertes, así que este menú es para ellas".

Entonces, con todo el desequilibrio de género divertido y delicioso, creo que me quedaré afuera, no sea que me esfuerce demasiado y me eche los vapores.

Dejaré que Twitter te muestre cómo va el cambio de menú:

¿Bebidas más ligeras "para mujeres"? No gracias. "@MegRobertson: el restaurante de Brooklyn ofrece bebidas más suaves 'para mujeres' http://t.co/rTdKTst19B"

- Alexandra Farrington (@trampabroad) 5 de junio de 2014

1. Esto es estúpido. 2. Esto anima a los hombres a emborracharse aún más. ¿Consenso? Estúpido. http://t.co/RZ1NsZm3wd a través de @NYDailyNews

- Gina Rizzo (@ GinaRizzo1) 5 de junio de 2014

Un restaurante de Clinton Hill tiene un menú de bebidas más débil para mujeres. En el menú de damas: vino, baileys y "solo medio rufie, cubierto con limonada"

- Ser Janet Manley (@janetmanley) 5 de junio de 2014

Esto es personalmente ofensivo en muchos niveles: Los Pollitos III ofrece el menú de bebidas 'His' y 'Hers' (a través de @DNAinfo) http://t.co/eYgeGe66Er

- Andra (@pandramonium) 5 de junio de 2014

NO iré a Los pollitos III en #clintonhill #brooklyn #mexican #food #sexist #dontmesswithmymargs

- GRETE (@AllOfThePizza) 4 de junio de 2014

#Brooklyn Restaurant tiene #WeakDrinks 4Ladies http://t.co/engW83uy9n vía @EaterNY #LadiesBeware # MethinksTheyDothProtect2Much #LosPollitosIII

- didi (@didinyc) 4 de junio de 2014

-Mucho de idiotas- | Un restaurante llamado "Los Pollitos III" en #NY creó menús de cócteles separados para hombres y mujeres: http://t.co/96gZajL5y6

- Kasbrika Velásquez (@kasbrika) 4 de junio de 2014

Karen Lo es editora asociada de The Daily Meal. Síguela en Twitter @appleplexy.


Listas de bebidas noruegas

Norwegian realmente se supera a sí mismo con sus menús de bebidas noruegos, tienen tantos menús diferentes en sus barcos más grandes, que te resultará difícil decidir cuál es tu bar favorito. Mi experiencia personal con Norwegian Drinks fue bastante decepcionante, la mayoría de las bebidas que pedí eran débiles y usaban licor muy económico para las bebidas de la casa. Eso es algo que no había experimentado en ninguna otra línea de cruceros. Dicho esto, las listas de bebidas noruegas son muy buenas y ofrecen una gran variedad de bebidas para que todos las experimenten. Después de mirar esta página, debería tener una buena idea de si el paquete de bebidas noruegas es bueno para usted o no.

Bebidas no alcohólicas noruegas y sus cafés especiales.

Precios de los paquetes de bebidas noruegas.

¿Qué incluye el paquete de bebidas Ultimate de la línea de cruceros de Norwegian? Esta es información de 2014.


Las bebidas fuertes no son solo para hombres

De hecho, ha estado sucediendo durante años. Cuando estaba en la universidad y salía con mi novio jugador de fútbol de gran tamaño, pedíamos bebidas, y cada vez que me servían la piña colada helada con el paraguas de papel rosa que había pedido, y él se lo servía. el tipo duro Scotch-rocks que era mío.

Avance rápido, estos siglos después, y me han dicho que estamos en medio de una revolución de los cócteles. Olvídese de las licuadoras de daiquiri que gotean colocadas en cada barra que formaban parte de la banda sonora de beber en la década de 1970. Ahora los pobres camareros están viendo cómo se amontonan sus pedidos mientras mezclan hojas de menta en morteros con un mortero, orando para que alguien se rinda y pida un Bud. Los menús enteros están dedicados a bebidas compuestas de tantos componentes que parecen el equivalente líquido de las recetas de "The Silver Palate Cookbook": deje tres ingredientes fuera de la mayoría de ellos, y serían igual de buenos.

Aunque todavía bebo whisky de vez en cuando, en algún momento me cambié al bourbon Maker's Mark. En estos días, lo pido en un vaso alto para asegurarme de que la proporción de bebida alcohólica a soda me dé la oportunidad de luchar para llegar al aperitivo sin caerme de la silla. Pero entre algunos camareros masculinos, he notado más que un poco de resistencia residual a la noción de que la hembra de la especie puede beber licor fuerte sin adornos de granadina o trozos de piña oxidante.

Hace unas semanas me instalé en el bar de Lombardi's para la inevitable mesa de esperar una de esas sublimes pizzas y pedí mi bebida. Mi esposo pidió lo mismo. Vi como el camarero llenaba dos vasos altos con hielo. Sirvió bourbon en el primer vaso, una cantidad saludable, y luego echó un poco de soda encima. En el segundo vaso vertió el bourbon y la soda simultáneamente, dándole el color de un ginger ale débil. ¿Adivina cuál era el mío?

Se lo devolví. "¿Podrías poner un poco más de bourbon en esto, por favor?" Pregunté, luchando por mantener la cortesía. Luchando hacia atrás, hizo precisamente eso.

Unas semanas antes, había comido en Blue Smoke, el restaurante de barbacoa que sirve una impresionante lista de bourbons y una selección aún más impresionante de aperitivos que los complementan, huevos rellenos y la salsa cremosa de queso azul y tocino con papa casera. chips siendo solo dos de ellos. Sentado en una mesa, yo era un cliente ciego al género en lo que al camarero se refería. Pero cuando llegó la bandeja de bebidas, me di cuenta de que dos hombres de la mesa habían pedido lo mismo que yo, Maker's Mark en un vaso alto con refresco. El camarero era hombre y, efectivamente, me sirvieron la bebida de color más claro.

Llamé a un gerente y señalé la discrepancia. Se disculpó profundamente, se preparó la bebida y todos se lo pasaron bien. Pero me hizo empezar a prestar atención. Obviamente, un restaurante tiene un gran interés en mantenerlo bebiendo. Si se siente abrumado demasiado rápido, ahí va la factura. Lo entiendo. Pero un trago demasiado débil y la cena no se enciende. Nadie se está metiendo en el espíritu, codiciando esa gran botella de vino o ese bistec aromático pero demasiado caro para dos que se ve tan bien en la mesa de al lado. Estás demasiado ocupado tratando de llamar a un camarero para que te sirva un segundo trago porque el primero no te sirvió.

Sin embargo, cuando vi que mis bebidas eran hechas por mujeres, la diferencia fue tangible. En Prune, el restaurante de East Village propiedad de Gabrielle Hamilton, el personal es predominantemente femenino. Me sirvieron un vaso de bourbon con hielo, tres cuartos de su capacidad, con una pequeña botella de agua mineral con gas a un lado para que pudiera decidir por mí mismo cuánto quería. En esa noche en particular, esa bebida duró hasta el plato principal. Pero no se preocupe. Todavía pedimos vino. La factura estaba a salvo.

En La Mirabelle, el acogedor bistró francés en West 86th en Columbus Avenue, que es un retroceso a los lugares del Viejo Mundo que solían llenar los West 40's y 50's como À la Fourchette y La Grillade, siempre me propongo sentarme en Estación de Danielle Ruperti. Ha sido mesera allí durante décadas, pintó todos los cuadros en las paredes, y si la consigues en la noche correcta, vendrá a tu mesa y cantará una interpretación deslumbrante de “La Vie en Rose”. Y cuando esta chica sirve un trago, la vida es rosada, de hecho.

¡Uníos, mujeres de Nueva York! ¡Al diablo con hombres tacaños, crème de cassis y paraguas rosas, sobre todo! Salud!


Si tan solo el dólar fuera más fuerte

EL sueño de retirarse a una villa toscana o una casa frente a la playa en Costa Rica casi siempre depende de cómo pagarlo, pero rara vez los expatriados canosos planean bien para otro tema de bolsillo: el valor del dólar estadounidense.

Su declive ha llevado a los jubilados estadounidenses que viven en el extranjero a renunciar a muchos lujos que los atrajeron al extranjero en primer lugar. Al mismo tiempo, los baby boomers que están considerando mudarse permanentemente al extranjero lo están pensando mejor, si no eliminando sus principales opciones simplemente por el tipo de cambio.

"La gente suele elegir dónde se jubilará en función de los lugares que le gusten durante las vacaciones", dijo Hugh Bromma, director ejecutivo de Entrust Administration, una empresa de servicios financieros que presta servicios a jubilados que viven en el extranjero. "Pero vivir en un Marriott no es lo mismo que vivir allí".

El Sr. Bromma dio recientemente una conferencia en Atlanta a un grupo de posibles jubilados que estaban considerando mudarse al extranjero. "Creo que les convencí a todos de que no fueran a ninguna parte", dijo. Dado el estado de la economía estadounidense y el valor del dólar, "debe tener una razón convincente para retirarse a otro país en este momento".

El gobierno de los Estados Unidos no rastrea dónde se jubilan los estadounidenses en el extranjero o incluso cuántos lo hacen. Pero en casi todas partes del mundo, los jubilados de los Estados Unidos están siendo aprisionados. En particular, Europa está cada vez más fuera del alcance de los jubilados debido a la continua caída del dólar frente al euro. Recién desde principios de año, el valor del dólar se ha erosionado un 7 por ciento frente al euro.

Claire Larson empieza a sentir dolor. Cuando la Sra. Larson y su esposo compraron tierras en Portugal, cerca de Faro, en 1989, no pensaron mucho en el tipo de cambio. “Solo queríamos ir al otro lado del Atlántico”, dijo.

Unos años más tarde, construyeron una casa en el terreno y se retiraron allí de la ciudad de Nueva York en 1996. "He visto el dólar irse por todas partes, pero esto es lo peor que ha sido", Sra. Larson, 56 , dijo.

Ha reducido sus gastos, principalmente viajando a otros lugares de Europa, la única actividad que la atrajo a Portugal al principio. También conduce menos, con gasolina casi equivalente a $ 7 el galón. “Me quedo en casa mucho más, pero al menos la casa está pagada”, dijo.

La Sra. Larson incluso está haciendo todo lo posible para ahorrar dinero. (Su esposo murió desde entonces). Viajó a Alemania para someterse a una cirugía de rodilla. Hacer el procedimiento allí, dijo, redujo a la mitad el costo debido a los honorarios de los médicos más bajos.

La atención de la salud es un elemento que afecta mucho a los jubilados en el extranjero. Generalmente, deben pagar dichos costos por su cuenta. Por lo general, Medicare no cubre a pacientes fuera de los Estados Unidos y las compañías de seguros estadounidenses generalmente no extienden la cobertura al extranjero.

“Los estadounidenses piensan que la atención médica en cualquier lugar menos en los EE. UU. Es barata”, dijo Daniel Prescher, editor de International Living, una revista mensual centrada en vivir en el extranjero. "Sí, es menos costoso, pero cuando lo necesita con frecuencia como residente en un país extranjero, es algo que aún debe planificar como parte de su presupuesto".

Sin embargo, planificar una jubilación en el extranjero es difícil cuando las monedas pueden fluctuar enormemente durante algunos años. Si bien los turistas que viajan a países extranjeros a menudo pueden hacer ajustes en sus itinerarios para equilibrar una caída en el dólar, no es tan simple para las personas que esperan pasar el resto de su vida en el extranjero.

“Aconsejo a las personas que planifiquen el lugar de su jubilación con unos cinco años de anticipación”, dijo Bromma, admitiendo que si alguien hubiera planeado jubilarse en Europa hace cinco años, “su costo de vida sería un 50 por ciento más alto hoy en día. sólo por el valor del dólar ".

Leo y Linda Keller se encuentran en esa situación. La pareja, de Boston, compró un terreno en el sur de España mientras estaba de vacaciones hace seis años, con la intención de construir una casa cuando se jubilen el próximo año. Pero ahora, el Sr. Keller lo está pensando y está buscando tierras en Centroamérica.

"No parece que el euro vaya a caer nunca", dijo Keller, de 62 años. "Incluso si lo hiciera, no podemos contar con que se mantenga bajo durante todo el tiempo que estemos allí".

Para compensar la caída del dólar, el Sr. Prescher de International Living sugiere elegir un lugar con un costo de vida más bajo que en los Estados Unidos. "Si el costo de vida es mucho más bajo de lo que está acostumbrado en los EE. UU., Entonces realmente se necesita una gran caída del dólar para marcar una diferencia real", dijo.

Dan Neuschwanger, de 63 años, y su esposa, Carol, de 62, han centrado su búsqueda de una casa de retiro en América Latina debido a su bajo costo de vida. Por ahora, están alquilando una casa en Costa Rica. Pasaron la primera parte del año pasado en Nicaragua y planean mudarse a Panamá el próximo año.

"Vivimos con una maleta", dijo Neuschwanger. "Todavía no hemos encontrado el lugar donde queremos asentarnos".

Aunque el dólar ha caído un 4 por ciento frente al colón de Costa Rica desde que se mudaron allí, Neuschwanger dijo que "no se nota tanto en la vida diaria". Y en comparación con su última casa, en Colorado, "todo es mucho más barato". La excepción es el costo del diesel, un 20 por ciento más desde que se mudaron a Costa Rica.

Aún así, la erosión del dólar ha persuadido a los Neuschwangers de hacer que el valor de la moneda forme parte de la ecuación para determinar dónde retirarse. “Nunca pensé que la decisión dependería del tipo de cambio”, dijo Neuschwanger.

Si se establecen en Panamá, el valor del dólar no marcará la diferencia porque su moneda, el balboa, tiene un tipo de cambio fijo, cotizando a la par con el dólar estadounidense. Esa es la razón principal por la que Panamá se ha convertido en un destino principal para los jubilados estadounidenses, dijo Prescher.

John McCann, de 56 años, consideró retirarse a varios otros países latinoamericanos, incluidos Costa Rica y México, antes de establecerse en Panamá hace cuatro años. "Si no está listo para pasar años investigando países, no está listo para jubilarse en el extranjero", dijo McCann, quien está terminando la construcción de una nueva casa allí.


Cócteles para los libros de historia, no para el bar

Robert Simonson Dale DeGroff y Audrey Saunders

Una colección de figuras del mundo del cóctel se alinearon el sábado en el Manhattan Cocktail Classic, la convención anual de bebidas de Nueva York, para derribar algunas vacas sagradas.

Muchas libaciones anteriores a la Prohibición se han glorificado en los últimos años a medida que el cóctel demimonde comenzó a resucitar y a enaltecer las bebidas de Days Gone By. No todas las bebidas merecían el honor. Ese fue un punto de los panelistas reunidos en el hotel Andaz 5th Avenue para & # x201CDo Not Resuscitate & # x201D, un seminario patrocinado por Pierre Ferrand Cognac. Los oradores incluyeron al legendario barman Dale DeGroff, el dueño del Pegu Club, Audrey Saunders, el historiador de bebidas mixtas David Wondrich, el dueño de Fort Defiance, St. John Frizell, la autoridad en tequila y mezcal Steve Olson y los generalistas de cócteles errantes Robert Hess, Philip. Duff y Angus Winchester.

Algunos de los favoritos del renacimiento de los cócteles recibieron una fuerte paliza desde el panel. Entre ellos estaba el cóctel Brooklyn. Completamente oscuro hace una década, esta mezcla de centeno, vermú seco, licor de marrasquino y Amer Picon (un amaro francés), ahora se puede encontrar en los menús de los bares de los Estados Unidos. & # x201C Este no es un buen trago & # x201D, dijo Frizell sin vacilar. Como propietario de un bar de Brooklyn, Frizell ha visto su parte de los cócteles de Brooklyn. La mayoría de dichos brebajes hacen todo lo posible para compensar el hecho de que ya no puedes comprar uno de los ingredientes clave de la bebida, Amer Picon, en Estados Unidos. & # x201CDBeber un Brooklyn te hace pensar, & # x2018¿Por qué no estoy bebiendo un Manhattan? & # x2019 & # x2014, una bebida para la que los ingredientes están fácilmente disponibles & # x201D, dijo.

Degroff apuntó a la aviación, un cóctel de ginebra, jugo de limón y licor de marrasquino de principios del siglo XX. Redescubierto a principios de la década de 2000, fue uno de los primeros y más famosos proyectos de recuperación de la comunidad mixóloga. & # x201C Era un favorito de Internet & # x201D, dijo el Sr. DeGroff. Pero, & # x201CIt sabe a jabón de manos. & # X201D Y, si usas la crema de violeta de tonos azules que se pide en algunas recetas, & # x201Cit & # x2019s se parece más a jabón de manos. & # X201D

El Papa Doble & # x2014, una creación famosa atribuida a Ernest Hemingway que contiene mucho ron, algo de jugo de limón y casi nada de edulcorante & # x2014, tampoco recibió el cariño del Sr. DeGroff. & # x201C ¿Por qué deberíamos tener nuestros hábitos de bebida dictados por el problema de diabetes de Hemingway & # x2019s? & # x201D, preguntó. Añadió, con respecto a la forma del novelista & # x2019s de mezclar un cóctel: & # x201CHemingway siempre se equivocó. & # X201D

Sobre la víspera, la variación de vodka-gin martini que se hizo famosa por el espía ficticio James Bond, dijo Winchester, & # x201CI no estaría triste si esta bebida desapareciera. & # X201D Agregó que no podrías hacerlo de todos modos, porque uno de sus ingredientes, Kina Lillet, no se ha producido durante años. La Sra. Saunders, mientras tanto, reprendió al Martini francés. A ella principalmente le disgustaba la mezcla de vodka, jugo de piña y Chambord por la forma en que hacía que la gente se comportara. Eso es, mal.

Como el as del agave residente de la mesa, el Sr. Olson centró su mirada en el diablo, una bebida recientemente popular de la década de 1940, hecha de tequila, crema de cassis y ginger ale. & # x201CIt & # x2019 es genial que los bares estén empezando a pensar más allá de la margarita cuando se trata de cócteles de tequila & # x201D, dijo Olson. & # x201CPero cuando deciden poner un cóctel de tequila diferente en el menú, & # x2019 se están mudando al diablo. Cuando agregas ginger ale al tequila, matas el agave. Lo que lo empeora es que mucho de ese ginger ale sale de una pistola de refrescos. & # X201D

Algunas de las bebidas ejecutadas por el panel aún son tan poco conocidas que sus muertes pasarían desapercibidas. Robert Hess arremetió contra el cóctel de bolas de nieve, tomado del famoso Savoy Cocktail Book. & # x201C Cuando veo partes iguales de ingredientes en una receta de cóctel, sospecho & # x201D, dijo el Sr. Hess. & # x201CIt & # x2019 es demasiado conveniente. & # x201D La fórmula a base de ginebra que revuelve el estómago para la bola de nieve cuenta con dosis iguales de Creme de Violette, Creme de Menthe, anís y crema. & # x201C Este puede ser el único cóctel malo en el Savoy Cocktail Book, & # x201D sugirió el Sr. Hess.

El Sr. Wondrich se puso en la cura del baño, la bebida de la casa en Chicago & # x2019s famoso Pump House. Parecido a un antepasado temprano del té helado de Long Island, requería seis tipos de licores, que sumaban ocho onzas y media de alcohol. & # x201C Esta bebida no solo no debe prepararse, ni siquiera debe pensarse en ella & # x201D, dijo el Sr. Wondrich.

Charles H. Baker Jr., el coctelero y mixólogo de mediados del siglo XX, quedó ensangrentado y maltratado por los oradores. Acerca de Baker & # x2019s Holland Razor Blade & # x2014 una mezcla de gin Holland, jugo de limón y pimienta de cayena & # x2014 Mr. Duff dijo, & # x201C Decir que Holland Razor Blade es tu cóctel Baker favorito es como decir que montas una T . Rex para trabajar & # x2014 & # x2019s no es posible, y no puede & # x2019t ser agradable. & # X201D

Duff sugirió además que Hemingway y Baker, que eran amigos, pueden haber representado el & # x201Caxis del mal & # x201D original en forma de cóctel.


Ingredientes

En un vaso antiguo lleno de cubitos de hielo, vierte la ginebra, el vermú y el Campari.

Exprime suavemente una rodaja o una rodaja de naranja sobre el vaso, luego agrégala como guarnición. Servir y disfrutar.

  • La ginebra hará o romperá tu Negroni. Asegúrese de elegir una ginebra de alta gama como las que mezclaría en un martini. Hendrick's, Bombay y Beefeater son excelentes opciones.
  • Elija un vermut dulce que sea de la misma calidad que la ginebra y el Campari. Carpano Antica, Cocchi y Dolin son buenas opciones.
  • Si tienes que desempolvar la botella de vermú, es probable que sea hora de reemplazarla. El vino fortificado tiene una vida útil de solo tres meses una vez que se abre la botella.

Variaciones de recetas

Ajuste el Campari si es necesario. Esto es particularmente importante si es nuevo en los aperitivos amargos, porque no es un sabor al que todos estén acostumbrados, especialmente los estadounidenses. Hemos aprendido a disfrutar de las bebidas dulces y de los cócteles secos ocasionales, pero los amargos están en un ámbito completamente diferente.

  • Si vierte un Negroni sin diluir y descubre que es demasiado para usted, intente "entrenar su paladar" para disfrutar del sabor amargo. Corta el Campari por la mitad y duplica la ginebra la próxima vez que mezcles uno. Después de un tiempo, sus papilas gustativas se acostumbrarán al sabor único y podrá volver a la receta original.
  • ¿No eres fanático de la ginebra? En su lugar, vierte vodka. La bebida será similar a un cóctel Campari, aunque el vermú es una buena adición.

WORLD CUP USA '94: Un modelo de fracaso: el colapso de la NASL sirve como un doloroso recordatorio de lo que una nueva liga no debería hacer

El New York Cosmos hizo todo a lo grande. El colapso de la franquicia no fue diferente.

Desde 1975 hasta principios de la década de 1980, Cosmos fue la franquicia insignia de la North American Soccer League, la primera y última gran liga de fútbol profesional al aire libre de Estados Unidos.

Cuando el Cosmos falló, la liga falló con ellos, y con la liga se perdió toda la credibilidad del fútbol como entretenimiento comercializable en los Estados Unidos, el mercado de entretenimiento más grande del mundo.

En su apogeo, el Cosmos jugó ante multitudes de más de 70,000 en Meadowlands en East Rutherford, Nueva Jersey. Tenían el poder de las estrellas internacionales; en un momento, el Cosmos tenía 14 nacionalidades representadas en su lista. Y tenían a Pele.

Eran de Nueva York y eran enormes.

Y cualquiera que tenga vínculos con el equipo todavía es acusado de arruinar el fútbol en Estados Unidos.

Mark Brickley, presidente de Sportslink, una firma de promoción deportiva de Nueva York, era el vicepresidente de radiodifusión y relaciones públicas del Cosmos, y todavía se muestra a la defensiva con respecto al equipo.

"No nos considerábamos competir con (las franquicias NASL en) Tulsa y Tampa Bay", dijo Brickley. "Estábamos compitiendo con los Yankees, los Mets y el Lincoln Center".

El Cosmos atrajo 70.000 a los partidos al fichar a Pelé, Franz Beckenbauer y Giorgio Chinaglia, ex estrellas de la Copa del Mundo cuyas habilidades se vieron mermadas cuando llegaron a Nueva York, pero cuyo poder de atracción no.

"Sentimos que, si vamos a hacerlo, tenemos que conseguir a los grandes", dijo Brickley. “Sabíamos que (la NASL) no funcionaría a nivel de ligas menores. Nuestra base de admiradores étnicos exigió los grandes nombres ".

Los Cosmos eran propiedad de Warner Communications, que podía permitirse el lujo de contar con talentos internacionales de alto precio. El resto de la liga, en gran parte propiedad de individuos o sociedades de poca monta que luchan por cubrir nóminas modestas, fue superado.

Brickley dijo: "Ellos decían: 'Bueno, no podemos ser la NFL, pero como mi hijo juega al fútbol, ​​podemos ser el equipo NASL de Houston o Memphis". .

“No pensamos que lo necesitaran. Ninguna liga lo ha hecho mal con una dinastía. Todas las ligas deben tener a alguien a quien odiar como los Yankees o Green Bay en su apogeo ”.

Con Warner inyectando dinero en la lista, el Cosmos ganó cuatro campeonatos en seis años, y el resto de la liga, que fluctuó desde un máximo de 24 equipos a un mínimo de cinco, tuvo que hacer alguna cosa .

Tratando de mantener el ritmo, equipo tras equipo se quemó.

Peter Wall jugó brevemente con la NASL antes de convertirse en el entrenador de los ahora desaparecidos California Surf y L.A. Lazers.

"La NASL fue una de las razones por las que vine de Inglaterra", dijo Wall. “Cuando el Cosmos trajo las estrellas, hizo subir el salario promedio. Los salarios (de Cosmos) se utilizaron como comparación como cualquier otro deporte ".

Desde la NASL, los fanáticos estadounidenses han visto ir y venir ligas de todas las formas y tamaños. Principalmente ir. Ninguno ha llevado el fútbol a la conciencia nacional, ni siquiera la televisión en red, como lo intentó la NASL.

“Cometimos algunos errores críticos, el principal de ellos al expandirse de 12 a 24 equipos sin investigar y planificar cuidadosamente los grupos de propiedad”, dijo Brickley. "Entonces (cuando una franquicia falló) no podías volver a esas ciudades porque les dejaste un mal sabor de boca".

Ahora llega la Major League Soccer, el primer intento de una liga profesional de alto perfil desde la NASL.

La MLS ya está por delante de la NASL en algunos aspectos.

La publicidad de NASL TV se vendió localmente. La MLS está reclutando patrocinadores nacionales. A medida que la NBA, la NFL y las Grandes Ligas han hecho que los posibles propietarios de expansiones salten a través de interminables aros para subir a bordo, la MLS está mostrando selectividad, la NASL fue destructivamente arrogante. Solo siete de las 12 franquicias han sido premiadas sin prisas evidentes por salir de las últimas cinco.

Y Wall ahora ve un gran atractivo para la MLS que la NASL nunca tuvo: talento local.

“En la NASL, solo tenías que jugar con dos jugadores nacidos en Estados Unidos. Sinceramente, creo ahora que hay talento más que suficiente en Estados Unidos. Y los fanáticos obviamente prefieren seguir a los estadounidenses ".

Aún más importante, sostiene Brickley, es la generación de estadounidenses cuya carrera futbolística terminó hace mucho tiempo.

"La NASL proyectó a los jóvenes de 22 años como sus fanáticos", dijo. "Realmente, está más cerca de los 35. Esa es una brecha de 12 a 14 años, que es el tiempo que ha pasado desde que la NASL se cerró".


& # x27En compañía de damas alegres & # x27: El sexo más débil

EN COMPAÑÍA DE DAMAS ALEGRES Por Alexander McCall Smith. 233 págs. Pantheon Books. $ 19.95.

ENTRE las muchas rarezas de Alexander McCall Smith & # x27s No. 1 Ladies & # x27 Detective Agency serie está su sexismo descarado. McCall Smith trata al sexo más débil, los hombres, con una condescendencia compasiva. "Niños, hombres, son todos iguales", dice una maestra de escuela dominical cuando se entera de que un niño se ha estado exponiendo a una niña en el asiento de al lado. "Creen que esto es algo especial y están muy orgullosos de ello". No saben lo ridículo que es ''. Otro personaje femenino observa secamente, en otro contexto: `` Todos somos humanos. Hombres en particular ''. Ella es Precious Ramotswe (conocida como Mma Ramotswe), la detective privada regiamente gorda, brillantemente sensible y sobrenaturalmente buena y amable en torno a quien gira la serie, ambientada en la joven república de Botswana. "La señorita Marple de Botswana", dice de ella una cita de la cubierta de un libro. Pero esto está mal. Mma Ramotswe se parece al personaje de Christie & # x27 tan poco como los libros se parecen a los misterios de Christie & # x27. Los libros No. 1 Ladies & # x27 Detective Agency no son realmente misterios en absoluto. No hay asesinatos en ellos y poco suspenso. Cuando se le pregunta qué hace la agencia, Mma Makutsi, asistente de Mma Ramotswe & # x27s, responde (como haría un psicoanalista): "La mayoría de las veces solo ayudamos a las personas a descubrir cosas que ya saben".

El maestro de la escuela dominical amonesta al niño que exhibe su pene arrastrándose detrás de él y golpeándolo en la cabeza con una Biblia. McCall Smith usa la Biblia de manera similar para fijar la atención del lector. Las historias lacónicas y trepidantes del Antiguo Testamento son los textos básicos de los casos claros de Mma Ramotswe & # x27, cuyas soluciones tienen un aire de inevitabilidad mítica. En su estudio clásico "El arte de la narrativa bíblica", Robert Alter identifica las "escenas tipo" de la Biblia hebrea, en particular, el compromiso que tiene lugar en un pozo, y el "No. 1 La serie Ladies & # x27 Detective Agency & quot está ordenada por un repertorio similar de piezas.

Uno de los más acusados ​​ocurre en un orfanato rural e involucra un pastel de frutas. Mma Potokwane, la jefa mandona del orfanato, sirve el pastel a las personas de las que desea obtener favores que nadie que se coma el pastel puede rechazarla. En el quinto libro de la serie, "El armario lleno de la vida", McCall Smith detalla la referencia que ha oscilado oscuramente sobre la escena: "Así como Eva usó una manzana para atrapar a Adán, Mma Potokwane usó pastel de frutas". Pastel de frutas, manzanas, realmente no importaba. ¡Oh hombres tontos y débiles! & Quot

Pero para que no parezca que McCall Smith es él mismo un autor tonto y débil, que escribe parábolas de mano dura, lleva la escena a un extremo que ilustra la calidad que es quizás la razón principal del atractivo de estos libros: su alegría. En el sexto y último libro, "En compañía de damas alegres", McCall Smith traslada la escena del pastel a la sala de espera de un famoso cirujano de Johannesburgo a quien Mma Potokwane ha traído, sin cita previa, a un huérfano con pie zambo. Cuando aparece el cirujano, Mma Potokwane saca el pastel de frutas primordial de su bolso y lo mete en las manos de & quot; el hombre asombrado & # x27 & quot; y él, por supuesto, después de aceptar su segunda rebanada, no puede hacer nada más que aceptar, impotente, operar al huérfano. . Al final del cuento, Mma Potokwane informa que & quothe tampoco cobró nada. Dijo que el pastel de frutas era un pago suficiente.

La buena comedia requiere villanos - ellos le dan al juego sus altas apuestas - y McCall Smith le da a su comedia feminista una especialmente escalofriante en la forma de Note Mokoti, una trompetista sociópata, a quien Mma Ramotswe cuando era muy joven hace la terrible. error de casarse. Este hombre no es débil ni tonto, es fuerte y malvado. Con frecuencia golpea a mma Ramotswe, a veces con tanta fuerza que tiene que ir al hospital para que le den puntos. La abandona después de la muerte de su bebé recién nacido y desaparece de su vida y de la serie. Pero sigue siendo una presencia siniestra de fondo, la piedra de toque de la capacidad que tienen los hombres para reducir a las mujeres al miedo y la impotencia primitivos. En el nuevo libro, reaparece y amenaza con destruir la exitosa carrera y el feliz segundo matrimonio de Mma Ramotswe.

Por supuesto, Note es derrotado al final (no diré cómo), pero su reaparición ha profundizado nuestro sentido de la seriedad de estos libros ligeros y fortalecido nuestro vínculo con su heroína. Ella es la única hija de Obed Ramotswe, un hombre de exquisita virtud - hay desviados de la mayoría débil y tonta tanto en el lado bueno como en el malo - de quien hereda su propio equilibrio moral y también los medios para montó su agencia de detectives. McCall Smith no la representa de manera realista. Aunque él cita repetidamente su gordura (construcción tradicional, la llama él) y la diminuta camioneta blanca que conduce y el té de arbustos que bebe, la vemos más a la majestuosa distancia desde la que vemos a los personajes de la Biblia que en un íntimo primer plano novelístico. . Sin embargo, en contraste con las heroínas feministas más bien sedientas de sangre de la Biblia (Judith y Jael, por ejemplo), Mma Ramotswe es un instrumento de justicia completamente benigno. Ella no cobra venganza de los hombres errantes (y de la mujer errante ocasional) que atrapa. Su impulso es siempre perdonar al pecador y encontrar alguna forma bondadosa de exigir la retribución.

"Era una buena detective y una buena mujer", escribe McCall Smith sobre su heroína en el primer libro, y agrega: "Una buena mujer en un buen país". La bondad de Botswana es crucial para la empresa de McCall Smith, y la fuente de gran parte de su inspiración cómica. McCall Smith sigue la tradición literaria satírica en la que se sostiene una cultura "primitiva" para mostrar el ridículo atraso de la sociedad occidental. But, as McCall Smith is aware, the goodness of Botswana, a former British protectorate that gained its independence in 1966, has a hybrid character. The country's unspoiled natural beauty and the unhurried, kindly ways of its people are only a part of what makes Botswana the paradise of Africa. After independence, Botswana rapidly became one of the most prosperous and progressive -- and Westernized -- countries in Africa. (The prosperity is a result largely of the discovery of diamonds.)

McCall Smith gamely takes on the task of distinguishing between the good and the bad things that have come to Botswana from the West. Among the unarguably good things, for example, are the antidepressants that rescue Mr. J. L. B. Matekoni, a gifted automobile mechanic and the transcendently kind husband-to-be of Mma Ramotswe, from incapacitating clinical depression and among the unarguably bad things is the fashion for thinness that is telling ladies of traditional build that a slice of Mma Potokwane's fruitcake has 700 calories. To illustrate the brilliant evenhandedness with which McCall Smith plays the two cultures against each other, here is a conversation between Mma Potokwane and Mr. J. L. B. Matekoni that takes place in "Tears of the Giraffe," the second book of the series. Mma Potokwane has been on the telephone with a grocer who took an irritatingly long time to agree to donate some cooking oil to the orphanage.

"Some people are slow to give," she observes, and continues, "It is something to do with how their mothers brought them up. I have read all about this problem in a book. There is a doctor called Dr. Freud who is very famous and has written many books about such people."

" 'Is he in Johannesburg?' asked Mr. J. L. B. Matekoni.

" 'I do not think so,' said Mma Potokwane. 'It is a book from London. But it is very interesting. He says that all boys are in love with their mother.'

" 'That is natural,' said Mr. J. L. B. Matekoni. 'Of course boys love their mothers. Why should they not do so?'

"Mma Potokwane shrugged. 'I agree with you. I cannot see what is wrong with a boy loving his mother.'

" 'Then why is Dr. Freud worried about this?' went on Mr. J. L. B. Matekoni. " 'Surely he should be worried if they did not love their mothers.'

"Mma Potokwane looked thoughtful. 'Yes. But he was still very worried about these boys and I think he tried to stop them.'

" 'That is ridiculous,' said Mr. J. L. B. Matekoni. 'Surely he had better things to do with his time.' "

The passage is a tour de force of double-edged irony. McCall Smith's gentle mockery falls equally on African innocence and Western knowingness. Mma Potokwane's "I do not think so" is worthy of Twain.

In the new book, Arcadia is showing signs of decline. In the opening scene, Mma Ramotswe sits in an outdoor cafe in the capital city of Gaborone and witnesses, in rapid succession, three instances of flagrant antisocial behavior. First she sees a woman who is parking her car scrape another car and drive away. Next she sees a woman steal a bangle from an outdoor peddler while his back is turned. And finally she herself is ripped off: as she runs out of the cafe to try to stop the jewelry thief, she is stopped by a waitress, who accuses her of trying to leave without paying her check and demands money as a bribe for not calling the police. Gaborone as Gomorrah.

After the incident of the scraped car, Mma Ramotswe reflects that "it was not true that such a thing could not have happened in the old Botswana -- it could -- but it was undoubtedly true that this was much more likely to happen today." Her reverie continues: "This was what happened when towns became bigger and people became strangers to one another she knew, too, that this was a consequence of increasing prosperity, which, curiously enough, just seemed to bring out greed and selfishness." A few pages later, in a scene in a church, we are recalled to another threat to the African paradise. The minister speaks of "this cruel sickness that stalks Africa" -- that, in fact, stalks Botswana more cruelly than almost any other country: Botswana has one of the highest H.I.V. infection rates in the world, roughly 40 percent of the adult population.

I get this statistic not from McCall Smith's series but from an article by Helen Epstein in the February 2004 issue of Discover magazine. The "cruel sickness" is not an overt theme of the "No. 1 Ladies' Detective Agency" books. McCall Smith does not even give the scourge its name. On some subterranean level, however, his sexual comedy and the tragedy of AIDS intersect. The sexual activity by which the H.I.V. infection is spread is the activity by which the books themselves are driven. Sex is everywhere in them.

A large percentage of the clients of the No. 1 Ladies' Detective Agency are women who want to know if their husbands are cheating on them. (They invariably are.) When Mma Ramotswe interviews one such client "there flowed between them a brief current of understanding. All women in Botswana were the victims of the fecklessness of men. There were virtually no men these days who would marry a woman and settle down to look after her children men like that seemed to be a thing of the past." The case takes a characteristically comic turn. After Mma Ramotswe personally entraps the husband and presents the client with the conclusive evidence of a photograph in which he is kissing the detective on her sofa, the client is beside herself. "You fat tart! You think you're a detective! You're just man hungry, like all those bar girls!" But the comedy only underscores the unfunniness of the priapism by which McCall Smith's Botswana is gripped.

McCall Smith does not connect the dots. He never talks explicitly about how "the cruel sickness" is transmitted. But one has only to look at the real Botswana (where McCall Smith has lived) to see what he must be gesturing toward. In a second article on the subject in The New York Times Magazine, Epstein writes chillingly about the promiscuity that is the agent of the AIDS epidemic in Africa. She attributes Botswana's especially high H.I.V. rate to a special sort of promiscuity: the concurrent long-term sexual relationships with more than one partner, largely male-orchestrated, that are a fixture of the country's life. She notes that a program of "partner reduction" or "increased faithfulness" in Uganda, where such relationships had also been commonplace, brought about a marked change in the H.I.V. infection rate so far Botswana has not established such a program.

McCall Smith's major characters -- Mma Ramotswe, Obed Ramotswe, J. L. B. Matekoni, Mma Makutsi, Mma Potokwane -- are hardly in need of partner reduction. McCall Smith writes so compellingly of their goodness that we don't immediately notice their sexlessness. But there is a sort of chastity enveloping them that is in conspicuous contrast to the hypersexuality of the society at large. In the first book of the series, Mma Ramotswe articulates what is to become implicit. She has refused the first proposal of J. L. B. Matekoni, and worries about losing him as a good friend. "Why did love -- and sex -- complicate life so much? It would be far simpler for us not to have to worry about them. Sex played no part in her life now and she found that a great relief. . . . How terrible to be a man, and to have sex on one's mind all the time, as men are supposed to do. She had read in one of her magazines that the average man thought about sex over 60 times a day!" Mma Ramotswe later accepts the transcendently kind mechanic, and eventually marries him, but we don't get the feeling that sex has much to do with it. The sexual magnetism of the sociopathic trumpeter brought her nothing but suffering. Matekoni, clearly not a man who thinks about sex 60 times a day, if at all, brings her fatherly companionship. She is satisfied with it.

In a reprise of the cake scene, Mma Ramotswe and Mma Potokwane give the allegory of transgression yet another comedic tweak. As they sit in Mma Potokwane's office eating the magical confection, Mma Ramotswe asks her friend if she eats too much cake, and Mma Potokwane responds:

" 'No, I do not. I do not eat too much cake.' She paused and looked wistfully at her now emptying plate. 'Sometimes I would like to eat too much cake. That is certainly true. Sometimes I am tempted.'

"Mma Ramotswe sighed. 'We are all tempted, Mma. We are all tempted when it comes to cake.'

" 'That is true,' said Mma Potokwane sadly. 'There are many temptations in this life, but cake is probably one of the biggest of them.' "

The "No. 1 Ladies' Detective Agency" series is a literary confection of such gossamer deliciousness that one feels it can only be good for one. Fortunately, since texts aren't cakes, there is no end to the pleasure that may be extracted from these six books.

Janet Malcolm's latest books are "Reading Chekhov" and "The Crime of Sheila McGough."


Fed’s Reversal on Bank Capital Requirements Serves No Purpose

The Fed reimposed a requirement that big banks hold capital against Treasury bonds and reserves on their balance sheets.

Greg Ip

Since the financial crisis more than a decade ago, the general attitude about bank capital has been that there is no such thing as too much.

It was in that spirit that on Friday the Federal Reserve reimposed a requirement that big banks hold capital against Treasury bonds and reserves (cash kept on deposit at the Fed) on their balance sheets.

The case for that requirement is flawed. The purpose of holding capital, usually shareholders’ equity, is to absorb potential losses. But Treasurys and reserves are risk-free. With that capital requirement back in place, the Fed achieves nothing toward making the financial system safer while potentially raising headwinds to its other goal: stoking an economic recovery with easy credit conditions.

The Fed exempted Treasurys and reserves from capital requirements a year ago in the midst of the market turmoil triggered by the initial pandemic-related economic shutdown. The central bank didn’t want banks to avoid holding or trading Treasurys because of the capital requirement. The exemption also in theory freed up capital that banks could use to make loans to businesses and households.

The decision announced Friday means the exemption is now due to expire March 31. Banks wanted it to continue but ran into a buzz saw of opposition from progressive Democrats. “The banks’ requests for an extension of this relief appear to be an attempt to use the pandemic as an excuse to weaken one of the most important postcrisis regulatory reforms,” Sens. Sherrod Brown of Ohio and Elizabeth Warren of Massachusetts said earlier this month.


Reseñas de la comunidad

I first read these stories when I was about 10 or 11 years old, then loaned the book to someone and never saw it again. As I was passing the sci-fi section in a well-stocked used bookstore recently, I thought I&aposd take a chance and, there it was, another compilation of my youth.

How to prepare TALES FROM GAVAGAN&aposS BAR:
Take 2 jiggers of Lord Dunsany&aposs Mr. Jorkens club tales, add a snifter of the rare essence (in 1950) of what we now call "urban fantasy", grate some Damon Runyon to taste (alternati I first read these stories when I was about 10 or 11 years old, then loaned the book to someone and never saw it again. As I was passing the sci-fi section in a well-stocked used bookstore recently, I thought I'd take a chance and, there it was, another compilation of my youth.

How to prepare TALES FROM GAVAGAN'S BAR:
Take 2 jiggers of Lord Dunsany's Mr. Jorkens club tales, add a snifter of the rare essence (in 1950) of what we now call "urban fantasy", grate some Damon Runyon to taste (alternatively, O. Henry can be substituted for a more surprising variant), add a small dusting of The Travels and Surprising Adventures of Baron Munchausen, charge with nitrous oxide and serve in a tall glass - chilled or neat, preferably in an old-style, big city, neighborhood saloon while listening to "Duffy's Tavern" on an old Philco radio. (If decanted and served in the United Kingdom, substitute essence of "pulp science fiction" for the urban fantasy (being careful to strain most of the the pulp), and grate a fine dusting of P.G. Wodehouse to taste to create a Tales From The White Hart). Also note, alternate mixes created later from this basic recipe include the Callahan's Crosstime Saloon and the Curious Quests of Brigadier Ffellowes.

Many of these stories stayed with me through the years. One even inspired a story idea of my own (sadly, yet unwritten - too much time spent in bars, I'd wager). These are charming, light-hearted, low-key tales of the "would you believe what happened to me?" sort, the British "club story" moved down-class to the neighborhood bar ("pub story", perhaps?). The bar setting serves as a wonderful frame - not just for natural raconteurs and plot timing involving comedic side comments, interruptions from the bartender and dramatic punctuations like a dropped glass - but also as a suitable bed for what is commonly called, nowadays, "flash fiction" - wonderful because it allows for some of the stories to end unresolved (although, conversely, this also means that a number of the tales are barely stories at all, just showcases of a cute idea, and so a few are rather weak). Although these stories were written in - and are set in - the 1950s (with a full compliment of businessmen, salesmen, academics and Cold War characters) - they actual feel of a slightly earlier period (1920s-1930s) and are in no way part of the "Rat Pack" culture gaining footholds in a few years. There are some similarities between Gavagan's Bar and Duffy's Tavern - the owners are never present and so the premises are run by the bartenders (Mr. Cohan and Archie, respectively)

I'm not going to go into detail (and thus possibly ruin the fun) on every story, just some teasers (including the main alcoholic libations consumed therein):

"Elephas Frumenti" - the square cube law limits the selective breeding of giants, but what happens if you turn it around and attempt to breed the perfect bar pet? (one of my favorite stories here - only a scientific justification for a rosetae coloring in the creature is neglected - and a bit of an oddity as it all happens in Gavagan's) - Presidente cocktail, 1/8th of a shot of whiskey.

"The Ancestral Amethyst" - a drinking contest between an unreasonably self-assured Dane and a reformed Irish pickpocket is undone by some magical (and human) cheating ("up Erin!"). (another oddity, again all happening at Gavagan's) - cherry brandy, schnapps, shots of Irish whiskey, a Manhattan, a shot of vodka - it was a drinking contest, after all!

"Here Putzi!" - the trails and tribulations of being married to one of the lesser tribes of were-creatures (features some wonderful interaction between Mrs. Vacarescu and Mrs. Jonas over the use of the term "bitch") - Tokay.

"More Than Skin Deep" - the secrets of snaring a husband can be found in a special treatment at a very special boutique. - Presidente cocktail, whiskey sour.

"Beasts of Bourbon" - Asian metaphysics, despondency and bender don't mix, as a man finds his DT figments manifesting in the real world (most witty title of any here!) - Yellow Rattler cocktail, Daiquiri, rye & soda.

"The Gift of God" - a composer of religious poetry for the radio finds her prayers being answered - without heed to the actual intent behind the wording. (a weak story) - double Martini.

"The Better Mousetrap" - A man borrows an unearthly pet to solve a vermin problem, then loses it. - Boilermaker and a long shot, double Zombie, Vin sable wine, Tom Collins.

"No Forwarding Address" - an impossibly old research librarian, who seems to possess personal knowledge of ancient history, gets in dutch for teaching a simple trick. - Martini, Sazerac cocktail.

"The Untimely Toper" - an unruly bar fly is cursed to an imaginative fate until he sobers up. - Martini, Tom Collins, scotch & soda, Lonacoming whiskey, bottle of bourbon, Prairie Oyster cocktail, deluxe Boilermaker.

"The Eve. of St. John" - you can only push a fairy curse of automatic bad luck so far before the backfires backfire on you! - Angel's Tit cocktail, rye & water.

"The Love Nest" - a young woman evidences an interesting mutation (pretty weak story) - scotch & soda, Boilermaker.

"The Stone of the Sages" - an item found in the Florida surf may be the stuff of legend (kinda weak) - rum & Coke, scotch & soda.

"Corpus Delectable" - a mans discovers his visage is an undertaker's advertising dream - Boilermaker, Martini, double scotch.

"The Palimpsest of St. Augustine" - an accidental discovery solves an historical, religious mystery - or perhaps not (weak story) - whiskey, Martini.

"Where To, Please?" - Two friends' disagreement over whether the past or the future is more palatable leads to a bet and accidental time travel (enjoyable story) - Martini, double brandy, Brandy Smash.

"Methought I Heard A Voice" - a popular religious orater may be too popular (weak story) - double Manhattan.

"One Man's Meat" - a spy mission in soviet Czechoslovakia runs afoul of Communist spies, but a mysterious old man and a sausage save the day. (another story that stayed with me - the final image is wonderfully absurd!) rye & soda, Slivovitz, Tom Collins.

"My Brother's Keeper" - Twin brothers, one pious and one less so, share a link - of the "Corsican" variety. (pretty weak story) double whiskey, Manhattan, Boilermaker.

"A Dime Brings You Success" - a mail-order course imbues strength of personality but also bad luck (another pretty weak story). Boilermaker, whiskey sour, rye & soda.

"Oh, Say! Can You See" - a man falls for a mysterious girl who seems to live on the roof of an office building (another favorite of mine from years ago) - Boilermaker, dry Martini, double Stinger, Hennessey.

"The Rape of the Lock" - A man is given a good luck charm that will open any door, but it leads to unforeseeable problems (excellent story with a truly marvelous, unresolved ending) - rye & water, Martini, Rob Roy.

"Bell, Book & Candle" - the minutia of religious ritual cocks up the attempted exorcism of a poltergeist (again, a pretty weak story). scotch, Manhattan, Stinger cocktail.

"All That Glitters" - the bar's ancient spittoon hides a secret of Leprechaun gold and local politics (enjoyable, very "Oirish" story) - Irish whiskey (of course!).

"Gin Comes In Bottles" - a cocktail party gets lively after a misunderstood request unleashes an atypical "spirit". - Appetizer #3 (very dry whiskey cocktail), Boilermaker, double scotch, Martini, Gin, dry-ice Martini.

"There'd Be Thousands In It" - the invention of an automatic "dressing machine" causes unforeseen problems (a weak bit of slapstick, really, and no fantastic element) - Boilermaker, neat vodka.

"The Black Ball" - a fully functioning crystal ball unbalances the local criminal numbers racket, leading a lawyer to intervene. - Rob Roy.

"The Green Thumb" - an aboriginal magic gift "curses" a tomboyish woman to be unable to cook a non-fancy meal. - rum & Coke, Alexander cocktail, Angel's Kiss cocktail.

"Caveat Emptor" - some trickery involving sub-leasing of souls in a classic deal with the Devil. - Martini, Boilermaker.

"The Weissenbroch Spectacles" - glasses made from Kobald Quartz (that function like X-Ray Specs) assist a man with a specific, if common, fetish. - Boilermaker, (Hollands) gin & bitters, Stinger cocktail.


Ver el vídeo: Monk Wine Bar στο Μοναστηράκι (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Abbott

    De peor en peor.

  2. Magar

    ¡Muy bien! Es una buena idea. Te apoyo.

  3. Hargrove

    Creo que estabas equivocado. Puedo demostrarlo. Escríbeme en PM, te habla.

  4. Elpenor

    Disculpen la frase queda muy lejos



Escribe un mensaje